Buscar:
06
Ene-2016

La veda de alcohol que duró 13 años, llevo a Rockefeller a reflexionar y Al Capone a ganar millones

Noticias   /  

veda_alcohol

La Ley Seca, entendida como la prohibición de vender bebidas alcohólicas, estuvo vigente en los Estados Unidos entre 17 de enero de 1920 y el 5 de diciembre de 1933.

Comenzó con el Movimiento por la Templanza, el cual tenía como objetivo moderar la ingesta de alimentos y bebidas de las personas, después término como la prohibición total del consumo de alcohol, y finalmente como una condena  a todo lo que se relacionaba con el alcohol.

Basados en la teoría de que el consumo de alcohol era sinónimo de provocación, atraso y pobreza, diversos grupos apoyaron la labor de los predicadores religiosos en el medio político, reclamando normas que redujeran el consumo de alcohol.

En 1917, el congreso aprobó una resolución a favor de una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos (la Enmienda XVIII) que prohibía la venta, importación, exportación, fabricación y el transporte de bebidas alcohólicas en todo el territorio de Estados Unidos.

Ley seca fue el nombre que se le dio informalmente en la calle a esta enmienda, la cual no impedía ciertamente el consumo de alcohol, pero  hacía muy difícil para las masas su adquisición, ya que prohibía la manufactura, la venta, y el transporte de bebidas alcohólicas (ya sea para importarlo o exportarlo), trayendo como consecuencia la producción clandestina del mismo y provocando  un auge considerable del crimen organizado, atrayendo importantes bandas de delincuentes, tales como Al Capone  y otros jefes de la mafia estadounidense que ganaron millones de dólares mediante el tráfico y la venta clandestina de este producto, expandiendo sus actividades criminales en casi todo el país,  e involucrando la corrupción de numerosos funcionarios y policías encargados de hacer cumplir la ley seca.

Esta enmienda tenía sus excepciones, en el caso de los médicos que recetaban la ingesta de alcohol como tratamiento terapéutico en situaciones muy específicas,  o el uso religioso de vino para el rito cristiano de la eucaristía y los rituales judíos del sabbat. No obstante, estas situaciones eran demasiado excepcionales para servir como excusa a la mayoría de los consumidores de alcohol, por lo cual diversos comerciantes ilegales adulteraban el alcohol previamente destinado para usos industriales, con el fin de transformarlo en bebida; tales hechos generaron casos dramáticos de envenenamientos y dolencias posteriores como resultado de la intoxicación. Incluso un medicamento de la época basado en etanol, el “jamaica ginger”, fue modificado como licor, causando también serios daños a la salud de sus consumidores.

Esta ley había llevado al crimen organizado en a los EEUU a sus niveles más elevados, antes de la prohibición había 4.000 reclusos en todas las prisiones federales, pero en 1932 había 26.859 presidiarios, una de las personalidades más influyentes de la época el millonario John D. Rockefeller, había apoyado la veda en 1919, y comentó inclusive en 1932: “En general ha aumentado el consumo de alcohol, se han multiplicado los bares clandestinos y ha aparecido un ejército de criminales”.

En 1932 el Partido Demócrata incluyó en su plataforma la intención de derogar la Ley Seca, y Franklin Roosevelt dijo que, de ser elegido presidente, derogaría las leyes que aplicaban la Ley Seca. Se estima que tres cuartos de la población favorecía el fin de la veda. El 21 de marzo de 1933 Roosevelt firmó el Acta Cullen-Harrison que legalizaba la venta de cerveza que tuviera hasta 3,2% de alcohol y la venta de vino.

0

 me gusta / 0 Комментариев
Comparta este Articulo:

Comentarios Cerrados

Archivos

> <
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec